martes, 9 de junio de 2009

Monstruos de carne y mente

La cabecera de ARTELLANDO, antes

Despedimos a la mamá araña de Bouergeois, dejamos atrás la new flesh de Cronenberg. Damos la bienvenida a unos extraños seres que Francis Bacon nos presenta como los más inquietantes de los montruos: los seres humanos. Afortunadamente gente como Beuys tienen un poco más de fe en nuestra especie. ¿O sólo en nuestra mente? En el fondo, ¿no nos cuentan estos cuatro artistas algo parecido?

36 comentarios:

Nes dijo...

Como no va a tener fe (en los indígenas) Beuys, por la cuenta que le trae...
A Bacon, me parece que más que inquietarle, el hombre le jodía, en todos los sentidos. Pasó su via crucis. Me gustó mucho la exposición del Prado, no recuerdo ver en una pintura la angustia existencial así, como un bofetón. Dicho lo cual me gustaba la araña.
Saludo

Rubén dijo...

Lo de la angustia existencial en Bacon (mencionada tantas veces en las cartelas de la exposición del Prado) es un poco una frase hecha. Creo que no es ni mucho menos algo descabellado, aunque yo veo una angustia de carácter más mundano (referida más a la existencia carnal que a la intelectual). Por ahí lo relaciono con Cronenberg.

Tienes razón, la araña me parece hasta ahora la mejor cabecera. La imagen de Bacon no está demasiado bien escogida, pero en fin, tenía prisa por cambiar.

Graciñas por seguir aportando cosas interesantes.

Nes dijo...

He pensado en lo que dices y me ha venido Crash(la de Cronenberg) a la cabeza.
Vi la exposición sin leer ni una cartela, no me preguntes porqué, supongo que fue una decisión, no lo se. Pero te niego la mayor, a mi me provoca un vacio existencial...placentero.Saludos

Peggy dijo...

A mi Bacon me dio la sensación , en esa exposición del Prado , de una absoluta carnalidad auto destructiva y espacios asfixiantes oprimidos , un infierno de humanidad desgarrada y desde luego muy influido por sus vivencias personales ...curioso la imagen de su abigarrado estudio de pintura sin espacio vital con horror al vació ...

Rubén dijo...

Estoy de acuerdo, Peggy. No sé por qué no se dice más veces, pero el hecho de que fuese gay es fundamental para entender a Bacon (de lo mejor que leí al respecto está en Orden y caos, de José Miguel Cortés).

Nes: me refiero a que el existencialismo, entendido ampliamente, me evoca un tipo de preguntas y temas no necesariamente vinculados al problema cásico mente/cuerpo, se trata de un tipo de discurso que juega en lo intelectual. Pero a Bacon o a Cronenberg (lo de Bouergeois habría que matizarlo más) lo que les agobia es la parte material de la existencia, no los dilemas morales, ni políticos, ni metafísicos.

Nes dijo...

Seguro que me lo puedes dar aún más masticado pero lo seguiré viendo igual, y te entiendo, y me gusta como lo explicas, pero hablo desde la subjetividad-punto de vista del sujeto- yoyo, mi deseo particular, sin nada de carne, yen otro plano distinto a tu conclusión intersubjetiva.
Bueno, viernes por tarde...espero que se me disculpe.

Brasas dijo...

La subjetividad ante todo; yo veo una gran diferencia entre la araña de Bourgeois (que ejerce una atracción estética espontánea, popular, similar a los diseños de Tim Burton) ...
y los cuadros de Bacon, que si os fijáis sólo fascinan a los FETICHISTAS del ÉXITO ((galeristas y coleccionistas pijos, sibaritas amanerados por el estudio del arte contemporáneo, y pintores no-abstractos de los setenta -para quienes fue una especie de héroe, capaz de triunfar en una época sumamente adversa para la pintura figurativa y "de caballete" :D)

vitor mejuto dijo...

Personalmente estoy un poco cansado de eso del desgarro. No entiendo porque a la gente le gusta tanto que el pintor sufra. Que si Frida Kahlo y sus nosecuantas operaciones, que si Bacon y el sadomasoquismo, Van Gogh el sufridor number one... Bacon me parece un gran pintor y seguro que disfrutó mucho pintando esos cuadros y dando algo singular que no he visto en ningún otro. Pero las revistas dominicales necesitan un titular. Siento más simpatía hacia ese otro homosexual que practica un hedonismo menos autodestructivo: David Hockney. Daiquiris al borde de una piscina en Los Angeles. Y buena pintura.

Rubén dijo...

Brasas: coincido contigo en parte sobre lo de Bourgeois, en lo de Bacon no. Bacon hoy por hoy le gusta a todo el mundo.

Por otra parte, Vítor, prefiero con mucho a Bacon, aunque para los daikiris no dudaría en elegir a Hockney.

Brasas dijo...

Bacon dista de gustarle a todo el mundo, aunque en momentos puntuales -como ahora con la retrospectiva- pueda dar más esa impresión, por lo fashion victim que es gran parte de la gente.

¿pero cuánta de esa gente se fijaría en los cuadros de Bacon si él no hubiese triunfado mundialmente? Aproximadamente la misma gente que indaga y se fija en los cuadros de caballete de los pintores setenteros que no triunfaron (o sea, casi ninguna).
Desde el éxito mundial de Picasso, cada pequeño municipio del planeta ha tenido sus docenas de pintores de figuras deformes y medio-monstruosas, y casi nadie va por ahí reivindicándolos :D

Para mí lo verdaderamente interesante en Bacon es: ¿POR QUÉ TRIUNFÓ?
Si la crítica y la historia del arte no estuviesen enfocadas generalmente de un modo tan pelota y naif, éso es lo que investigarían y nos explicarían!

En este caso pienso que influyó mucho el enorme ESCEPTICISMO inglés hacia las tabula rasa vanguardistas venidas de USA... pero desconozco los contactos y los logros personales que hicieron que el encumbrado fuese precisamente Bacon...

Rubén dijo...

No veo qué tiene que ver Picasso con Bacon. Como dices, es interesante pensar por qué este último triunfó, yendo a contracorriente del dominio expresionista abstracto americano (muy curiosa, por cierto, su intentona de pseudodripping más bien patética; afortunadamente enseguida volvió a lo suyo). Creo que tú mismo te respondes; Bacon era un baluarte europeo, y se le cuidó para que el viejo continente tuviese algo que decir en el mundo del arte, dominado por unos USA que no le hacían ni caso al inglés.

Hay que reconocer -y no quiero aguantar a ningún hartista chuleándose sobre el tema- que Bacon técnicamente era un prodigio, y en general los aspectos formales tienen mucha importancia en su obra. Es, digamos, muy fácil de leer. Al escuchar los comentarios del variopinto público que acudió a la exposición del Prado quedaba claro que como artista está totalmente asumido por el gusto general, desde el erudito hasta la señorona que en el fondo prefiere lo de Sorolla. Nadie discute a Bacon. Personalmente me sigue pareciendo mucho más agresivo, violento y turbador que la mayor parte de la casquería contemporánea (perros chilenos moribundos incluidos).

Rubén dijo...

¿O era dominicano? (el perro, me refiero).

Brasas dijo...

Hombre, yo también prefiero a Sorolla.
En cuanto a los prodigios técnicos de Bacon los desconozco, todos los pintores marujos cuando pintan un filete crudo dan pinceladas lamidas similares a las suyas. Para mí lo único prodigioso de Bacon es que tuviese los cojones de decir y mantener que la pintura abstracta no le interesaba porque le parecía toda ella DECORATIVA
:D

Rubén dijo...

He tenido una revelación (varias para ser exacto): en realidad Bacon no pasa de ser un mediocre más, mientras que Castelao fue un virtuoso que encontró el lenguaje preciso para expresar todo su complejo universo artístico. ¿Sorolla? El mejor, qué duda cabe. No sé cómo no me había dado cuenta antes de todo ello. Pero lo importante es caerse del caballo, mejor tarde que nunca. Alabado sea Dios, que siempre sabe cuándo mandar al profeta para abrirnos los ojos.

Brasas dijo...

Observo que cuando escuchas planteamientos lo bastante dispares de los tuyos (o de aquellos a los que estás acostumbrado), ... te nos bloqueas, y en vez de intentar rebatirlos los exageras para eludirlos con una simple mofa.
:D
((No sé si te das cuenta de lo "conservador" que ello resulta, -a tí que tanto te gusta poner a los demás esa etiqueta))

escosura dijo...

Estimado Rubén:

"De gustibus non disputandum":A mi me gustan las imágenes creadas por Bacon,y cumplen perfectamente con la finalidad para la que han sido creadas.Sin embargo no me gusta su pintura;su oficio creo que deja mucho que desear; hay algo que no transmite, no me hace sentir más allá de la pura información sobre la alienación del hombre del s.XX,...bla ,bla...Considero mejores pintores a Auerbach y a Freud.
Sobre Sorolla,y a lo mejor estoy equivocado, creo que el tono que utilizas es común a los que lo ven como un artista fácil, con lo cual al alcance de todo el mundo, y por ende, alejado de los intereses de la clase aristocrática de la crítica del Arte Contemporáneo.Incluyo también a Zorn a Sargent y a Boldini.Como se parte de un concepto previo y luego con las alforjas llenas se va hacia la creación, pues si no hay algo que intelectualmente haga mover ficha, os olvidais de la obra.Pero al obviar la presencia física del cuadro os perdeis la pintura, que es lo que esencialmente importa(Por lo menos a los que nos gusta la pintura)Y con ello os perdeis el milagro de lo pintado. Y lo pintado ,en Sorolla, es de lo mejor.
Gracias y un saludo

Rubén dijo...

Pues eso, De gustibus non est disputandum.

J. del Fiasco dijo...

Es curioso que constantemente se tire de supuestos paralelismos religiosomísticos para criticar a la conceptual cuando los formalistas de la pintura acuden constantemente a cosas como "el milagro de lo pintado"

Rubén dijo...

Estaría bien que alguien respondiese a eso que comentas, Fiasco.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Opcional dijo...

Nunca había conocido una persona tan adoctrinada en lo que "se debe pensar" del arte como este tal Rubén. Cuidado se le dice algo que no es lo que dicen los libros ya que de una vez salta a la defensiva como lacayo de la "verdad". De resto a los demás participantes les sugiero dejar de comentar y menos ponerle atención a este pobre hombre y su mediocre blog. ¿20 comentarios para textos tan flacidos? Es demasiado.

Rubén dijo...

Tal vez 19 comentarios fuese lo justo; lamentablemente siempre aparece alguien que se pasa, así que ya de perdidos al río: seguiremos un poquito más.

escosura dijo...

Que yo sepa no he criticado a ninguna conceptual. Pero aunque os pongais tiquismiquis, lo intelectual será como un árbol que no os deja ver el bosque, os seguireis perdiendo la maravilla,lo inefable,una sensación que siempre ha existido ante el fenómeno de lo creado, y que se os escapa como el agua entre los dedos,porque lo intentais retener a base de seso,cuando la pintura solo pide que se le abra la intimidad para vibrar en su interior. ¡Ah!,pero se me olvidaba,eso de hablar de los sentimientos de uno es una cursilería, porque lo que importa es el espíritu totalizador, el de la época, el sentido de la humanidad no configurada por sujetos individuales, sino como masa de progreso. Eso de detenerse ante las pequeñas cosas,aunque estén bien hechas, si no son soporte potencial de lo que está por venir,para el activista de la ideología del Arte Contemporáneo simplemente no existen.Es una pena...me refiero a lo que os perdeis
Un saludo y gracias

J. del Fiasco dijo...

topicazo, ecosura

Yo no he abierto la boca en esa carrera de lo conceptual contra lo plástico. Para mi es ridículo contraponerlos. el pintor es tan artista como el performancer, y hay que saber mirar lo que cada uno ofrece sin prejuicios.

Solo digo que es curioso que la gente que critica lo conceptual lo hace muchas veces acusándolo de ser una ciencia infusa pseudoreligiosa en que se crea un dogma intelectual que no existe en la realidad pero se repite hasta que los adeptos (que somos, al parecer, medio gilipollas) se lo crean.

Y es curioso que después se defienda lo pictórico acudiendo a ciencias infusas y místicas inexplicables. A mi me parece muy razonable que defiendas la estética pura de las formas, que existe. Lo que no acepto es que sea una especie de iluminación niexplicable que se recibe (conocedor de la verdad pictórica) o no (gilipollas aficionado a lo conceptual).

Se reciba de forma consciente o inconsciente, lo que sientes al contemplar una obra de arte, formalista o conceptual, son una amplísima serie de signos que tu raciocinio, de forma consciente o inconsciente, decodifica en una serie de sentimientos.

Y hablar de esos sentimientos es muy válido, lo que no es tan válido es NO hablar de ellos, acudir a la mística, el chakra del conocimiento pictórico, porque es una excusa para no argumentar porqué una obra te gusta o te digusta. ¿Que es subjetivo? Pues claro, pero eso no quita para que existan unas razones

Nes dijo...

Entro en silencio simplemente para firmar también el comentario anterior. Plasplas

Rubén dijo...

Yo me uno, y añado sobre lo último escrito por Escosura (y que conste que lo digo desde el respeto que a él sí le tengo): yo no me pierdo el disfrute de "la pintura"; hay muchos pintores que me gustan y sobre los que se ha hablado aquí. Son otros quienes se pierden opciones diferentes ("el conceptual", despreciado en bloque).

Opcional dijo...

"Formalista o conceptual" dice el otro, como si la pintura fuera unicamente cuestion de "formalismos"! perdone usted, en que libro del neoconcepto lo leyó?
Lo pictórico no se defiende con leyes infusas, se defiende solamente por medio de la imagen.

Valientes reflexiones de infantes, con menos de dos frases se les despachan tan fácilmente los argumentos que es hasta divertido pasar por aquí a reirse un rato... gracia produce el disponer de tanto material escrito por enanos.

J. del Fiasco dijo...

Pero Opcional, tu de verdad has leído lo que he escrito?

No he dicho que la pintura sea formalista, he dicho que cualquier obra de arte se sitúa en un punto dentro del amplio abanico de lo formal y lo conceptual; las dos coordenadas de cualquier obra son lo que tiene de signo y lo que tiene de significante.

No pretendo, ni mucho menos, criticar la pintura, soy tan aficionado como el que más. Lo que pretendo criticar es el hecho de no argumentar debidamente las bondades de la pintura, tanto en el plano conceptual como en el formal.

Y ya que ere tan agresivo/a y nos hablas con esa displicencia me voy a permitir no solo comentar lo que has dicho, sino también cómo. Para ser un adulto a años luz de nosotros, tu estilo escribiendo es bastante malo. Esas fórmulas como "gracia produce" o "reflexiones de infantes" son de una impostura que desmerece tu sin duda experta mano

Anónimo dijo...

Opcional: llegas tarde, si te crees muy original estás muy equivocado, esas provocaciones tuyas ya las han dicho otros antes, algunos con bastante más estilo. Es patética esa actitud de llegar dando la nota como si nos fueras a descubrir la pólvora, cuando en realidad no eres más que uno de tantos trolls ocasionales que nisiquiera se molesta en leer los contenidos del blog. Si te interesara el arte y el debate sobre arte te fijarías en un montón de posts anteriores en los que hemos discutido temas muy interesantes, pero claro para ti todo es mediocre. ¿Te jode que un breve pero inteligente comentario sobre Bacon provoque más de 20 comentarios? ¿Tanto te jode que intentas que no sigamos interviniendo, aconsejándonos lo que debemos hacer? ¿Te crees que no somos mayorcitos para saber lo que nos interesa? El mediocre eres tú y el enano mental también.

Rubén dijo...

Suscribo lo dicho por el Anónimo. De todas formas, me interesaba más la cosa cuando hablábamos de las semejanzas y diferencias entre Bacon y Cronenberg; no siempre hay que estar buscando pretextos para dar la matraca con la disputa entre pitura y arte conceptual. Me parece, vamos.

escosura dijo...

Estimado Rubén:

Resulta que tú fuiste el que como San Pablo, tuvo una revelación, además cayéndote del caballo.

Un saludo

Rubén dijo...

Pero Escosura, cuando te hice partícipe de mi experiencia mística, ¿qué fue lo que dije sobre arte conceptual? Por favor, no me respondas sin antes leer con un poco de atención aquel comentario (el Nº 14).

Insisto: si Nes, Fiasco o yo mismo decimos que la pintura nos gusta (aunque no toda, obviamente) no puede haber discusión sobre ese punto, aunque haya intervinientes con muchas ganas de decir que "nos perdemos el milagro de la pintura". Ya lo siento, pero tendrán que desahogarse en otro lugar, porque no; aquí tampoco nos lo perdemos. Disfrutamos el arte conceptual que nos gusta (¿tú también, Escosura?) y la pintura que nos gusta. Nos tenéis que creer. No seamos cansinos.

Opcional dijo...

Anónimo (es decir Rubén): tienes toda la razón, de ti, más que historia del arte he aprendido a ser un trol. Claro que en este caso el discípulo no supera al gran maestro.

Je!, me demoro un minuto y escribo otra frase que destroza tan fácilmente tus comentarios escritos seguro en más de media hora.

escosura dijo...

Sin embargo,Rubén , muy a mi pesar me lo pierdo ;porque aún después de haber leído, entre otros, y vuelto sobre ello,el libro que en Siruela y sobre Duchamp escribió Juan Anntonio Ramírez,entiendo el valor que como una suma de experiencias pudo tener, por ejemplo, el gran vidrio, incluso la obra más alejada de lo conceptual, que pudo ser Etat donnes?(no se si lo he escrito bien); me resulta interesante y curiosa. Pero esa no es la experiencia que yo he vivido ante una obra de arte.Es que además el fin de Duchamp sabemos que era otro: acabar con el arte, aunque fuese de una manera irónica.Cuando en una entrevista le preguntaban a Balthus por Duchamp,el contestó que le parecía un hombre muy inteligente y un gran jugador de ajedrez;y con eso ya lo había
dicho todo.
De corazón te digo que he intentado morder el tuétano del llamado arte conceptual,y lo único que me he mordido es la lengua. Soy de los que después de recapacitar mucho tiempo,he llegado a la conclusión de que la consecuencia de que la filosofía ,la semiótica,la simple ocurrencia,tengan cabida, en los espacios dedicados al arte han empobrecido a este en grado sumo;lo han igualado por abajo.Y por ahí siempre llegamos a lo mismo: ha triunfado ,por ahora,y hasta que volvamos al hogar del sentido común,la máxima del "cualquiera puede ser artista".
Y para mi una expresión en trazos de Sorolla,de Solana,de Saura, de Tapies,de Mario Cavaglieri será por su presencia contundente lo que nunca llegará a ser el híbrido conceptualismo, por mucho que como el ornitorrinco aspire a ser un ave acuática.

Un saludo y gracias

Brasas dijo...

Lo del ornitorrinco no es seguro, pero que gente tipo Saura o Tapies hayan triunfado como pintores demuestra que "cualquiera puede ser artista" -y hasta "genio"-
(ójo: cualquiera de familia acomodada y con buenos contactos :D)

Nes dijo...

Mira que tenías para elegir Brasas, y me sales con Saura, con lo que me gusta. ¿Qué te he hecho?

Rubén dijo...

Escosura: no es poco que Duchamp te resulte interesante y curioso, o que te hayas molestado en leer el libro de Ramírez, muy bueno en mi opinión. Como apuntabas más arriba, es cuestión de gustos que prefieras a Sorolla o a Saura; para mí lo importante es no despreciar en bloque todo lo que huela a arte conceptual. Saludos.