martes, 2 de febrero de 2010

Desahogos varios

Los comentarios que no tengan nada que ver con lo publicado serán trasladados a esta entrada (recomiendo hacerlos directamente aquí). Gracias.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

es una pena...no me voy a revelar pq no interesa, no quiero guerra infantil. Hago Arte, pienso en Arte y me parece cómico los insultos de los dos lados, ya me reí mucho...y es increíble como supuesta mente "los dos lados" dejan su inteligencia debajo del sofá y pasan a la competición. Me rió de muchas cosas, aquí lo que interesa decir es que me rió de lo que tu dices, me rió de lo que la Avelina dice, me rió de lo que Artellando dice...supuesta mente seres enamorados del arte se tratan mal, sin disfrutar de la inteligencia del otro solo pq tienen ideas diferentes, no comunican...son iguales que los más deselegantes de dos clubes de fútbol diferente...entren en los comentarios de marca o mundo deportivo y veréis vuestra inteligencia...tal cual...la Avelina no acepta ideas contrarias en su blog, ideas elegantes sin insultos pero contrarias nunca aparecen, solo caricias en la espalda, tu (Dimo)fumas mucho e artellando tiene un ego muy frágil. Queridos amigos, la cultura es un partido de ajedrez, las ideas un dibujo...pero la verdad es que me divierto con todas vuestras tonterías.

3 de febrero de 2010 04:27

Nes dijo...

Avelina Lesper no necesita tocar la fruta para saber que está madura.

Rubén dijo...

Eso admite más interpretaciones que Lost...

Adrián dijo...

Rubén, te dejo esto aquí porque no se dónde meterlo...
Espero que te guste la tontería:
http://www.youtube.com/watch?v=F9r-SRyO3d4&feature=player_embedded

Anónimo dijo...

Rubén: te lo he dicho muchas veces.
Ya callate.

21 de marzo de 2010 04:08

Binla dijo...

A mí lo que me desahogaría sería ver 'A terceira póla', pero no encuentro el modo.

Y de paso, un enlace a algo que quizá te interese, aunque no sé por qué.

A mí me interesó, aunque no sé por qué.

Rubén dijo...

Binla: imposible por ahora ver A terceira póla en Internet; sólo el comienzo: http://vimeo.com/1689431

Binla dijo...

¿Y está editado?

Digo por buscarlo en alguna biblioteca o así.

Rubén dijo...

Lo produjo la TVG; ellos son los dueños. Creo que en el Museo do Pobo Galego se puede consultar una copia, quizá también en la Universidade de Vigo.

Marco M. dijo...

Hola Rubén. Te pongo aquí mi intervención de hace unos días en el blog de Fernando O'Connor, que no ha tenido la decencia de publicar:

Desconozco el grado de animadversión personal entre Avelina y Rubén, y hasta qué punto esto ha desencadenado el ataque a la mexicana. Dicho esto, reconozcamos que aquí hay un debate de fondo interesante. Rubén, yo creo que la genealogía que has trazado no es descabellada. Es obvio, como dices, que no se trata de encontrar inclinaciones genocidas en Avelina, al contrario ella se ha significado en más de una ocasión por su denuncia de las lacras que asolan a su país, como la violencia de los narcos. Personalmente creo que Lésper se sitúa más en la línea de un Tom Wolfe, crítico que hizo fortuna como azote de la vanguardia desde postulados inequívocamente conservadores. Sopesar cuánto hay en Wolfe o en Lésper de la jerga antivanguardista nazi no es ofensa, sino algo a tener en cuenta, especialmente en lo que se refiere a ese desprecio que mencionas por el disfrute intelectual del arte y la condena del gremio de los críticos. Insisto, no se trata de decir que Avelina es nazi (barbaridad que cualquiera refutaría), pero sí de señalar inquietantes coincidencias. Recuerdo un número de la desaparecida revista Archipiélago dedicado a "la inquietante lucidez del pensamiento reaccionario", que vendría muy al caso. Las coincidencias están claras, quizás lo que deberían hacer Lésper y sus defensores es señalar las divergencias. Por ejemplo, está también claro que ni Avelina ni ningún crítico pretenden moldear el arte a su gusto, esto podría ser una divergencia: ¿cuál es su objetivo entonces? Dejo la pregunta en el aire.
Un saludo a todos.
P.D. Yo sí he leído los textos de Hitler sobre arte. Enhorabuena Fernando por este civilizado espacio para el debate.

22 de junio de 2010 14:18

Rubén dijo...

Marco: muchas gracias por tu intervención (la he trasladado aquí). No has sido el único censurado en ese blog. Me gustaría decir algo sobre varias cosas que comentas; espero poder hacerlo en breve.

Un saludo.

Rubén dijo...

El debate (o algo así) del blog en cuestión (en un post para más guasa titulado "Intolerancia", anteriormente "Fascismo"):

http://fernandooconnor.blogspot.com/2010/05/fascismo.html

Rubén dijo...

Te respondo brevemente, Marco.

Con respecto a Avelina Lésper: no hay animadversión personal alguna porque no nos conocemos. Sobre su "objetivo": efectivamente no creo que persiga cambiar nada, por mucho que rabie. El parecido con Tom Wolfe en esto es claro: sólo se trata de llamar la atención y hacerse oír. En mi opinión ha llegado un punto en que es presa de su propio personaje.

Que el discurso de Lésper es básicamente el mismo que el de Hitler, Dondero y otros muchos antimodernos ya lo expliqué; a mí me parece obvio (me remito a los cuatro puntos señalados en el blog de O'Connor):

-Ver el sistema del arte -la “parafernalia institucional”- como un mero vehículo del poder (político o económico).

-Considerar a los críticos como una mafia dedicada a engatusar al público.

-Despreciar el disfrute intelectual del arte: la obra tiene que tocarnos por su forma, sin instrucciones.

-Condenar en bloque determinados tipos de arte, sin admitir que en ellos puede haber –como de hecho hay- gente válida y meros fraudes.

Conozco ese número de Archipiélago; efectivamente es muy apropiado. También, come le dije al propio O'Connor (aunque no me publicó el comentario, una vez más) la idea del "procedimiento silencio" de Paul Virilio, un tipo que ha escrito sobre lo común a Artaud, Warhol y el nazismo (afortunadamente a él nadie le ha censurado por decir estas cosas, aunque se pueda discrepar de ellas).

Para terminar: mi rechazo a quienes gestionan sus blogs como los dictadores "sus" países.

Saludos y gracias otra vez.

Marco M. dijo...

Rubén: gracias por tu respuesta. Siento haber felicitado a Fernando O'Connor justamente por su tolerancia, se ve que no era verdadera. Lo que dices, los cuatro puntos, resumen bien la actitud de este sujeto, de Avelina y de otros. Solamente te diría que el primero de los puntos "-Ver el sistema del arte -la “parafernalia institucional”- como un mero vehículo del poder (político o económico)" lo comparten los conservadores con muchos otros espectadores, yo mismo lo creo así. La diferencia quizá esté en que ellos denuncian lo que más tarde practican, cuando alcanzan ese poder. Saludos.

Maria dijo...

Hola, Rubén.
Llegué a tu blog a partir de los blogs hartistas, y a los del hartismo llegué nomeacuerdocómo, pero movida por una nostalgia de cuando simplemente me dedicaba a pintar sin más preocupación que expresarme y que "quedara bonito". Me encanta el arte conceptual (no todo) y si veo en el escaparate de una tienda de cuadros un paisaje bien hecho me quedo embobada (pero hay poquitos), igual que con otras muchas clases de pintura.
Hay una contradicción para mí entre pintar (en jugar con colores y formas, no en fabricar una imagen que he decidido de antemano) y en partir de una idea y buscar la manera más adecuada de hacerla visible. No puedo jugar a ser Kosuth y luego ponerme a pintar porque mis gestos se me vuelven absurdos. Y si pinto y estoy realmente metida en la pintura siento que allí hay una verdad que me hace rechazar todas las otras.
Así que llevo unos días fascinada leyendo todos estos blogs, preguntándome si podré deshacer mi contradicción algún día, hasta que hace nada abrí un libro por casualidad (casualidad la página, no el libro) y encontré esto:
http://metempsicosis.tumblr.com/post/1397169153/incluso-el-que-se-halla-convencido-de-la
De momento estoy de acuerdo con Adorno y creo que esta disputa no tiene solución porque son concepciones distintas de una cierta actividad humana que no pueden convivir a la vez. En semanas alternas mi mente desquiciada da fe de que sí pueden, pero no sé si pueden formar parte de una misma concepción del mundo. Ahora, que tener una idea monolítica del mundo creo que no es posible ya.
Un saludo.

Rubén dijo...

Muchas gracias por tu comentario, María.

Interesante lo de Adorno, aunque no estoy seguro de que se refiera al asunto "tradición/vanguardia". En cualquier caso, que la disputa no tiene solución (definitiva) está claro. Lo que sí debe haber es acercamientos, intercambios y cambios de opinión. Sobre si esas dos pulsiones "pueden formar parte de una misma concepción del mundo", creo que definitivamente, no, aunque reconozco que yo también caigo en esa tentación (volvemos a las zorras y los erizos de Berlin, y de ahí a Vargas LLosa otra vez...).

Saludos