lunes, 22 de febrero de 2010

Siete días en el mundo del arte


Acaba de publicarse en castellano
Seven Days in the Art World, de Sarah Thornton. Es un libro muy divertido, y -lo que tiene más mérito-, lo es sin caer en chistes fáciles sobre el arte contemporáneo, y sin renunciar a la ironía para mostrar la cara más chirriante de ese mundo que se reparten casi en exclusiva grandes egos y grandes millonarios.

Lo que diferencia al libro de Thornton de otros que tratan de desvelar algo así como la cara oculta del arte (como últimamente el exitoso El tiburón de 12 millones de dólares), es que la autora no deja de transmitir en todo momento su fascinación por el arte contemporáneo. Su actitud a favor de obra no le impide, sin embargo, poner el acento preciso en algunos de los aspectos y personajes que mejor definen lo que Juan Antonio Ramírez llamó
el "notorio magreo entre arte y dinero".

Thornton escribe realmente bien, y aunque el libro no incluye ni una sola fotografía, uno termina su lectura con la sensación de haber visto un buen documental sobre la escena artística actual. Los personajes que van apareciendo (casi todos muy conocidos: Nicholas Serota, Christopher Burge, Baldessari, Murakami...), están estupendamente caracterizados, y las anécdotas no son nunca gratuitas. Al final del libro la autora -licenciada en Historia del Arte y doctorada en Sociología- revela cómo ha construido su historia, metodología que de nuevo nos remite a cierto tipo de documentales:

"El flujo narrativo ha requerido, en algunos casos, lo que yo llamo "no-ficción desplazada": una cita extraída de una conversación telefónica es luego colocada en el contexto de un encuentro personal dentro de la escena del mundo del arte." (p. 235)

Siete días en el mundo del arte está organizado en otros tantos capítulos, cada uno dedicado a una jornada desarrollada en un ámbito y ciudad diferentes: la subasta (Nueva York), la crit (Valencia, California), la feria (Basilea), el Premio (Londres), La revista (Nueva York), la visita al estudio (Tokio) y la Biennale (Venecia). Otro gran acierto es haber condensado el discurso en unos cuantos personajes que, después de su presentación como protagonistas de un aspecto del arte, reaparecen con frecuencia como secundarios en los siguientes capítulos.

Aquí van unas breves declaraciones de algunos de los entrevistados:

La subasta (Una jornada en Christie´s)

Christopher Burge dirigiendo en Christie´s

"En las ventas después del 11 de septiembre", dice Juliette, "no había conexión con la realidad del mundo exterior. En lo más mínimo. Recuerdo que estaba sentada en la subasta, aquel noviembre, y le dije a Jack: ´vamos a salir de esta habitación y las Torres Gemelas van a estar en su lugar y todo estará bien en el mundo´"

(Una coleccionista que no quiso desvelar su identidad, p. 32)

***

La
crit (Una clase en el California Institute of Arts)


Una crit en CalArts

"Creativo es definitivamente mala palabra", se burló uno. "No te conviene decirla en Post-Estudio. ¡Provocaría náuseas! Es casi tan vergonzante como hermoso, sublime u obra maestra."

(Unos alumnos de la clase de Michael Asher, p. 73)

***

La feria (Art Basel)

Art Basel 2008

"Para algunos artistas, andar por aquí puede ser un poco enloquecedor. Además, hay que admitirlo: éste no es el mejor lugar para mostrar la obra. Aquí las notas más sutiles de una obra de arte quedan ahogadas por la cacofonía" [...] "Esto es como un concierto de free jazz con un mono borracho en la mesa de sonido."

(El galerista Jeff Poe, p. 105)

***

El Premio (La gala del Premio Turner)

Yoko Ono felicita a Tomma Abst por el Premio Turner 2006

"Googleamos a los artistas, y el más conocido es el que más posibilidades parece tener. Sugiere pedigrí", dice. "Como un caballo, es una de seis o siete variables. Este año nos pareció que ya era hora de que fuera un pintor -para los legos, eso es el arte-, así que nuestro pronóstico en el momento de la nominación (en mayo) señalaba como favorita a Abts, seis a cuatro. Pero ahora warren se ha puesto en cabeza, por las apuestas de la gente." [Finalmente ganó Tomma Abts.]

(El portavoz de la agencia de apuestas William Hill, Rupert Adams, p. 125)

***

La revista (La redacción de Artforum)

Un rincón de las oficinas de Arforum

"Escuchas a dos mecánicos de automóvil y no tienes idea de lo que están diciendo. Hay una especie de poesía en esas frases impenetrables. ¿Por qué no puede tener eso la crítica de arte?"

(El crítico Peter Schjeldahl, p. 153)

***

La visita al estudio (el de Takashi Murakami)

Murakami y sus muñecos

"Antes pensaba que a mi equipo lo motivaba el dinero, pero lo más importante para la gente creativa es la sensación de que están aprendiendo. Es como el videojuego. Tienen frustración con mi alta expectativa, así que cuando reciben mi ´sí´por su trabajo sienten que ganaron un nivel" Se acarició la barbita puntiaguda. "Estoy pensando mucho en cómo relacionarme con la gente que tiene menos de treinta en Japón. Tengo que comunicarme con una sensación de videojuego."

(El artista Takashi Murakami, p. 186)

***

La Biennale (de Venecia)

Performance de Michelangelo Pistoletto en la Biennale de 2009

"Ahora recibo un montón de invitaciones, pero por lo general digo que no", dijo con cierta satisfacción. "En Venecia , puedes juzgar el precio de mercado de cada artista basándote en la cantidad de fiestas a las que está invitado."

(El artista John Baldessari, p. 207-208)

13 comentarios:

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Este post es sensacional, me ha relajado muchísimo, ya no me encuentro tan sola. Muchas gracias.

Rubén dijo...

Graciñas a ti, Blanca; lo que dices es mucho más de lo que merezco. Te recomiendo vivamente la lectura de todo el libro. Te relajará todavía más y te dejará de muy buen humor.

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

Resume.

Anónimo dijo...

me intrfigas Dimo, que quieres decir?

Anónimo dijo...

Las citas son malas y el libro mediocre, no me extraña de ti, un día hablas de televisión y otro de un libro fácil.

Rubén dijo...

Me halaga que estés tan pendiente de cada uno de los posts que voy dejando por aquí; lo considero un exceso de atención que -repito- no merezco, pero de todos modos muchas gracias por tu interés.

Anónimo dijo...

Me compré hace unos días el libro en Casa del libro, y simplemente decir que hay una edición en castellano.

Enhorabuena por el blog. Un saludo.


Alex

Anónimo dijo...

Vale, acabo de leer el post de nuevo, y lo dices al principio del mismo.

En fin... q desastre! Sorry


Alex

Rubén dijo...

Gracias, Alex.

Cristina Ortiz dijo...

Oh! a ver si ahorro, parece merecer la pena.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Rubén,

una pregunta, así a grosso modo... que opinión te merece la obra de Murakami... te lo pregunto a raíz del capítulo de este libro.

Un saludo.

Alba.

Anónimo dijo...

Bueno... y también te lo preguntaba, pq al fin y al cabo la obra de Murakami está muy ligada a Warhol... y como sé el gran aprecio que tienes por el bueno de Andy...

pues por eso te lo preguntaba.


Un saludo.

Alba.

Rubén dijo...

Hola, Alba; gracias por visitar el blog. Verás, no me interesa demasiado (por no decir nada) el manga, ni el anime, ni los videojuegos... todo ese frikismo. Para mí Murakami forma parte de lo mismo, tampoco me interesa. Me puede hacer gracia alguna de sus imágenes, pero no consigo sacarle mucho más. Entiendo las comparaciones que se suelen hacer con Warhol, pero me parecen superficiales y, sobre todo, sacadas de contexto, como si se pudiesen decir las mismas cosas en los años 60 y en 2010.