domingo, 10 de mayo de 2009

Un pintor de verdad

Madrid Crea: Luis Gordillo from Carlos Aguilera on Vimeo.



Entrañable el momento en el que el viejo Gordillo, totalmente desprejuiciado, muestra su fascinación por la cámara digital.

El vídeo está dirigido por Emma Tusell y montado por Carlos Aguilera.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Gordillo es un artista único por su singularidad y por su obstinación. Todo buen pintor tiene algo de outsider.

rosa dijo...

Qué salado el Gordillo.

Anónimo dijo...

ocupate necio! deja a la gente pintar, el fascista eres tu!

Rubén dijo...

Outsider... creo que no necesariamente (no hablo de Gordillo, sino de un buen pintor en general). Me gustaría que matizaras eso, Anónimo (I); parece interesante.

Anónimo dijo...

El anónimo de antes era yo. No sé si outsider es la palabra adecuada pero me refería a que Gordillo trabajó siempre al margen de las modas. Sólo se parece a sí mismo.

Rubén dijo...

Totalmente de acuerdo, Anónimo. Gordillo siempre ha sido fiel a sí mismo.

Por cierto: quienes pusieron el grito en el cielo cuando le dieron el Premio Nacional de Artes Plásticas a Esther Ferrer, vomitando una y otra vez no sé qué cosas sobre el tinglado conceptual antipictórico que todo lo maneja, nunca dicen -y lo saben- que el mismo premio lo llevó el pintor Gordillo en el 81. Mariano Casas, uno de los fundadores del hartismo, llegó a decir aquí:

"Yo, por ejemplo, considero inadmisible que el último Premio Nacional de Artes Plásticas se haya concedido a Esther Ferrer, conocida performer. Tan inadmisible (por ridículo) como que a un pintor le den un oscar o un premio a las artes escénicas.
La penetración o irrupción de unos lenguajes artísticos en otros (o como aún mejor dice Anxo, suplantación), lejos de ser una fuente de mestizaje y frescura, por pura repetición de la fórmula, se ha convertido en excusa para que a las ARTES PLÁSTICAS vayan a refugiarse los MALOS creadores escénicos y audiovisuales, que no se comerían un rosco dentro de SU medio (entre otras cosas porque ni siquiera lo dominan), y se meten en otro (que tampoco dominan), amparándose en la abiguedad y difusión de fronteras."
Otro tipo -por entonces un simple admirador del pseudomovimiento galaico- intervino así en el mismo debate (se trata de nuestro amigo Dimo):

"He estado siguiendo algunas discusiones en blogs que patrocinan todo este nuevo academismo neoconceptual, tan proclamado por lo que he denominado “mafias filosóficas contemporáneas”.Y otro "hartista fundador", Anxo Varela, le aplaudió rápidamente la ocurrencia:

"Esa idea de "mafias filosóficas contemporáneas" me parece muy interesante. Creo que sí hay un control, quizá más tácito que consciente, por parte de los que escriben (periodistas, críticos, ensayistas, etc) para consagrar una situación a la que en realidad se ha llegado por una simple política de "hechos consumados".Pues bien, aquí están los "hechos consumados", la lista de los premiados desde 1980.

Busquen, busquen artistas conceptuales, a ver si encuentran más de cinco entre una nómina de más de 50 galardonados (todos ellos de los últimos años, claro).

Por supuesto ningún hartista intentará rebatir nada de esto; afortunadamente no es necesario que lo hagan para que la gente, simplemente al leer estos datos, comience a poner en cuestión su pequeño negociado.

unpoquitodeporfavor dijo...

Gordillo es un gran artista, Esther Ferrer también, ¿qué casposidad de debate es este? Por favor...

Rubén dijo...

No sé si lo patético es el debate en sí o el hecho de que todavía, en 2009, haya quien lo sostenga (quienes entramos al trapo incluidos).

Anónimo dijo...

El Homo erectus, señalado como el antepasado inmediato del Homo floresiensis, tenía aproximadamente la misma talla que otra especie descendiente, la de los humanos modernos. Sin embargo, los especialistas creen que a consecuencia del limitado aporte alimentario de la Isla de las Flores, el Homo erectus, llegado al territorio de la isla de Flores hace ca. 500 000 años, sufrió un fuerte enanismo isleño, una forma de especiación geográfica también presente en la isla en diversas especies. Aparte de la diferencia de tamaño, los especímenes parecen por lo demás semejantes en sus características al Homo erectus, del que se sabe vivía en el sureste asiático en la misma época que los hallazgos más antiguos del Homo floresiensis. Estas semejanzas observadas forman la base del establecimiento de la relación filogenética sugerida.


Además de una talla corporal pequeña, el H. floresiensis tenía un cerebro extraordinariamente pequeño. El espécimen tipo, con 380 cm³, está en el mismo rango que los chimpancés o los antiguos Australopitecus. Su cerebro está reducido considerablemente respecto al del presunto antecesor inmediato de esta especie, el H. erectus, que con 980 cm³ tenía más del doble de volumen cerebral que su especie descendiente. Sin embargo, la relación cerebro-masa corporal que presenta el H. floresiensis es comparable a la del H. erectus, lo que indica que es improbable que las especies difieran en inteligencia. De hecho, los descubridores han asociado a la especie algunos comportamientos avanzados.

Estos comportamientos estarían asociados a la existencia de evidencias del uso del fuego para cocinar. La especie también ha sido relacionada con herramientas de piedra de la sofisticada tradición del Paleolítico Superior típicamente asociada con los humanos modernos, quienes con 1310-1475 cm³ casi cuadruplican el volumen cerebral del H. floresiensis (con una masa corporal incrementada en un factor de 2,6). Algunas de estas herramientas fueron aparentemente usadas en la caza necesariamente cooperativa del Stegodon enano local por esta pequeña especie humana. Igualmente en otro yacimiento llamado Mata Menge, el investigador Adam Brumm y sus colaboradores han detectado que las herramientas encontradas tienen importantes similitudes con las halladas en Liang Bua; presentando las herramientas de Mata Menge una datación que arroja la asombrosa fecha de "entre 840.000 y 700.000 años" [1]. Estas fechas, indican que Homo sapiens no pudo fabricar las herramientas descubiertas en Mata Menge, y con ello probablemente también las de Liang Bua; ya que la especie Homo sapiens no existía en esa época.

Además, la isla de Flores permaneció aislada durante la edad de hielo más reciente debido a un profundo estrecho, a pesar del bajo nivel marino que unió a buena parte del resto de Sundaland. Este hecho ha llevado a los descubridores del H. floresiensis a concluir que la especie o sus antecesores sólo pudieron haber alcanzado la isla aislada por medio de algún transporte marítimo, quizás llegando en balsas de bambú hace unos 100.000 años.

Estas evidencias observadas de tecnología avanzada y cooperación a un nivel humano moderno ha impulsado a los descubridores a proponer que H. floresiensis tendría casi con total certeza lenguaje. Estas sugerencias han resultado ser las más controvertidas de los hallazgos de los descubridores, a pesar de la probablemente alta inteligencia del H. floresiensis.

Rubén dijo...

Oye, muchas gracias, de verdad; si me despisto se me pasa el Año Darwin sin rendirle el correspondiente homenaje al sabio.

Más información sobre la isla de Flores aquíEl lugar parece encantador; por lo visto uno de los pocos sitios "donde se puede encontrar el Dragón de Komodo en estado natural" [bicho que antiguamente -atención] "se alimentaba de elefantes enanos del género Stegodon y ratas gigantes que se extinguieron poco después de la llegada del hombre a la isla"¡Vaya!

María José dijo...

A mí Gordillo me resulta entrañable… :) Yo ya vi la exposición individual que le hicieron en el Reina hace un par de años y he visto que mañana se abre al público una colectiva en la que también participa, se llama Los esquizos de Madrid y trata de pintura figurativa madrileña

Rubén dijo...

¿Cómo? ¿Otra exposición de pintura en el Reina? ¿Y además figurativa?
Gracias por pasarte, María José.